Madame Bovary cierra el círculo

22 Mar

“¡Es culpa de la fatalidad!” .- Madame Bovary

Ayer acabé un libro que sabía que encajaría perfectamente en mi biblioteca, en el rincón de mis mayores gustos literarios. Madame Bovary cerró una serie de libros realistas, de grandes escritores, con nombres de mujer y con historias de amor tráficas y fatales a los que me he acercado con gran curiosidad últimamente. A saber: Ana Karenina, Therèse Raquin y el presente, por orden de lectura. El que más me gustó fue el primero de todos, por su estilo natural y sus personajes; lo etiqueto como mi preferido hasta la fecha. De ahí mi atención en el resto.

Me sorprendí al investigar un poco sobre ellos porque descubrí que los tres siguen un patrón de publicación: desde el primero hasta el último, en esta ocasión ordenados por “fecha de nacimiento”, hay una separación de una década.

Madame Bovary, 1857.

Therèse Raquin, 1867.

Ana Karenina, 1877.

Me gusta ver sus nombres expuestos así, con una línea de espacio que los separa, con una delimitación casi perfecta, imitando la narrativa del último libro (repito, mi favorito), limpia, ordenada, brillante. Veo sus nombres y leo sus historias, recuerdo sus finales, su pasión, el estilo único de cada pluma, imagino los lugares donde se desarrollan y vuelvo a pensar en esta coindidencia. Fatal -imagino- como el argumento de cada uno de ellos. Sonrío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: