Lo mejor del cine romántico (para mí)

1 Mar

“Vaya hombre, muchacha, vaya hombre”.– Romeo + Julieta, de Baz Luhrmann.

La cita que abre este artículo pertenece a la película que marcó mi afición al cine; fue la primera que me hizo emocionarme hasta el punto de recordarla mucho después, de comprarla en VHS, de verla tantas veces que acabé por memorizar sus diálogos. No es una película de culto, ni una cinta que se puede destacar como lo mejor del séptimo arte, pero yo siempre he defendido sus virtudes; porque si olvidamos el clásico de Shakespeare y la exageración que la rodea por momentos, descubrimos un libreto en verso que no desentona en plena modernidad, unas interpretaciones acertadísimas, y sobre todo, una película romántica con todos los ingredientes que hacen grande a este género.

Por eso hablo de ella hoy, porque abre una lista de películas románticas que recomendaré. ¿Pero por qué esa cita, bastante vulgar, si en Romeo + Julieta las hay mejores? Porque no nos engañemos, muchas mujeres vemos las películas románticas para creer que el hombre perfecto existe, para ver a un joven Leonardo Di Caprio frunciendo el ceño y resultando tremendamente atractivo; porque en el fondo todas queremos ser Julieta. Y nos imaginamos escuchando que hemos elegido a la persona adecuada. Puro cine.

Baz Luhrmann es un artista en eso de hacer películas que yo califico de memorables (dignas de memoria), pues su cine no deja indiferente a nadie: o gusta o se odia. Por ello, tampoco puede faltar la romántica y musical ‘Moulin Rouge’, trágicamente bonita y con un Ewan MacGregor estupendo. ¿Cómo olvidar la escena en el elefante (la vemos aquí abajo)? Ya se sabe: All you need is love…

Si queremos ver una película del género, podemos elegir cualquiera de las adaptaciones de Jane Austen al cine. Recomiendo personalmente ‘Orgullo y prejuicio‘, pues tiene todos los elementos necesarios y es en conjunto una buena película. Lo único que no me gusta tanto es el protagonista, pero para gustos…

Además, eso se puede remediar viendo ‘El diario de Noa‘, que aunque peor película, es protagonizada por un joven Ryan Gosling que se perfila como príncipe azul: cariñoso, atento, sensible, dulce… de película, también. Años después de rodar, sus dos protagonistas ganaron un premio al mejor beso. Podéis ver el vídeo a continuación.

No puede faltar en esta lista la película ‘Quiéreme si te atreves‘, una deliciosa transgresión de los códigos del género romántico que ya recomendé hace unos días. Lleva al límite la idea de las contradiciones del amor, pero lo hace con una puesta en escena magnífica, un guión incomparable y dos protagonistas irresistibles.

Continuamos la lista con mi película española predilecta: ‘Azuloscurocasinegro‘. Se trata de un drama sentimental, diría yo, romántica pero nada empalagosa que trata con la máxima realidad posible lo que es una relación. El galán en este caso es Quim Gutiérrez, tímido pero guapo y atractivo. Imprescindible. A continuación podéis ver el trailer.

Y cerramos con otra película española para demostrar que aquí también se hace buen cine. ‘Cosas que nunca te dije‘, de Isabel Coixet quizás sea la cinta (de las que he visto) que mejor explique una ruptura. Además, es en general una buena historia, bien contada e interpretada. Muy recomendable también. Tiene además los diálogos románticos originales más agudos que recuerde y una cita, de María Teresa de Calcuta (la primera parte, luego Coixet la completa), que describe a la perfección la crudeza del amor: “Hay más lágrimas derramadas por las plegarias atendidas que por las no atendidas. Tienes que ir con cuidado con lo que pides“.

Con parte del guión de Coixet se acaba el artículo. Me parece de lo mejor que he escuchado en el cine; siempre lo he pensado.

“Tú siempre me preguntabas en qué momento había empezado a quererte. Empecé a quererte exactamente cuando me llamaste para decir que me dejabas. De hecho fue en ese preciso momento cuando olvidé el amor que sentía antes, me olvidé de la ternura y del sexo, de tu lengua, me di cuenta de que lo que había sentido antes no era más que el simple reflejo de lo que era el amor. Descubrí que no te había querido nunca. De repente pensé en aquella torturaba que practicaban en Francia. ¿Sabes qué hacían? Ataban las extremidades de una persona a cuatro caballos y los azuzaban en direcciones diferentes. Pues así es cómo me sentí. Así es cómo me siento. Ahora ya sé lo que es amar. Te amo con esa clase de amor que había rezado por sentir cuando era una adolescente y que ahora rezo por no volver a sentir nunca más”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: